miércoles, 25 de agosto de 2010

El diario de un libro decepcionado.

Mis libros pasan ese exacto mismo proceso, pero yo nunca los olvido, mis libros mueren cuando se los presto a alguien y no me los devuelven, y eso, viéndolo bien, quizá sea darles vida eterna.

3 opiniones:

adal dijo...

¿suspiraran cuando los volteas a ver?
¿tiritaran si los tomas?
¿se excitaran si los abres?
¿tendran orgasmos si los lees?
a que mis libros han de vivir felices entonces hahaha
y los tuyos kika?

adal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kika dijo...

Los míos sí que son felices también, hasta duermen conmigo, calientitos bajo mi cuerpo, jeje.

Tu texto me recordó un poema de Girondo :)

Saludos Adal.

 
design by suckmylolly.com