domingo, 27 de septiembre de 2015

Váyanse todos a la mierda

Tercer intento de escribir la entrada de un diario ausente: todo es extraño hoy. El eclipse. La luna de sangre. Los sentimientos sin filtro. La noche que no acaba. Las voces que no se apagan. La visita extranjera que me ha hecho cuestionar, me recuerda a mi origen, al origen de las cosas, al origen de los tiempos, al origen de las palabras, antes cuando los humanos hablaban el mismo idioma. Y luego la caída. Esa Babel descarnada. Ese holograma de sensaciones, de personas, de realidades ilusorias. Esas sonrisas vacías. Ese baile de máscaras. 

Quisiera que ésta fuera mi nota suicida. Si ésta fuera mi nota suicida no la volvería a leer. Que rico poder mandar todo a la chingada. No volver a saber de los desfiles de bufonerías grotescas, de los conflictos de intereses, de la estupidez del humano promedio -yo incluida-, del irreal transcurrir del tiempo, de los quehaceres banales impuestos por el yo tirano que vive dentro de una. Dentro de mí. Digo "tirano" y no "tirana" sólo por decir algo, porque hablo una lengua que denomina a la generalidad siempre en masculino, pero mi yo interno no tiene género, mi yo interno no es totalizante, mi yo interno no cree sólo en blancos o en negros. Mi yo interno tampoco tiene vista para percibir los colores, ni ego para enfrentarse a otros egos. Mi yo interno es tan simple, tan nimio, que solamente es. Y está cansado de ser. Está cansado de despertar todos los días cansado, con un "propósito" que alguien, no sé quién demonios, impuso sobre mí. Quien haya sido el hijoputa me hizo creer que eran mis deseos, que eran mis "propósitos", que el orden, el orden, el control, el Orden, el dogma, el absoluto, la verdad. Todas esas chingaderas que proclama el colectivo, la mentira terrena, el Gran Otro. Todos esos sistemas que ponen pistolas en las sienes de lo espontáneo y del desapego y de la claridad y de los seres que en otro contexto podrían (debieran) ser seres libres. 

El alma que no sabe lo cansada que está de mentiras, pobrecita alma, no tiene ni puta idea de lo cansada que está de mentiras. Farsa prehistórica, siglos y siglos de vivir el engaño. Siglos de humanidad de mierda. Siglos también de nobleza proyectada en las notas suicidas de los seres lúcidos que, como yo, esperan la caída de la noche para meterse en la cama a llorar hasta vomitar (y otra vez uso el masculino sólo por decir algo, porque decir "seres lúcidas" es igual de pinche totalizante y culero), seres que un día despertaron como yo, siendo incapaces de soportar tanta falsedad. Seres débiles y de espíritu enfermo como yo esta noche porque una vez más estoy al borde del suicidio. Soy negativa y el mundo me sonríe y me pregunta: ¿Por qué tanta oscuridad? ¿Por qué darle importancia a la tristeza? ¿Por qué quedarse instalado en el dolor y en la sombra? Digo "instalado" y no "instalada", comienza a gustarme el uso de los sustantivos masculinos como la única forma castellana de utilizar un género neutro para referirme a mí, para ser otra persona, una que, como siempre, no entra en etiquetas, no es parte de ningún género, ni de ningún grupo, ni parte de nada, no pertenece al mercado objeto, es inclasificable, está siempre al margen de la consideración de los que palomean y tachan: este sí, esta no. 

Y yo siempre no. Yo siempre rara. Yo siempre sola. Yo siempre mierda. Yo siempre incomprensible porque nadie quiere comprender lo que no le conviene, lo que le incomoda, nadie quiere verse en el espejo y ver un rostro desfigurado. Ésa es la vida sobre esta tierra: un pinche rostro desfigurado cubierto con un antifaz de terciopelo para no incomodarse mirando su imagen monstruosa y desproporcionada. Mi imagen es igual de monstruosa y desproporcionada, pero yo no la cubro, yo confronto al espejo, me han sangrado los puños al intentar acabar con esa imagen magra de mi desnudo. De mi fealdad humana como la de todo humano. Y al caer en añicos el vidrio en el que me reflejo, he comprendido que el reflejo es una ilusión, he decidido que una vez fuera de la ilusión estamos solos. Estás sola. Que es muy fácil pensar en tomar uno de esos trozos de vidrio y abrirse grietas en cualquier arteria del cuerpo, para desangrarse y morir a la vez que se mata al espejismo, y morir, morir, morir. Cómo quisiera que ésta fuera mi nota suicida. Pero estoy inmersa en la quimera, tan ahogada de pretextos para seguir sufriendo lo insufrible, tan cargada de esperanzas insostenibles, que me he preparado un plan de supervivencia: "rómpase en caso de ideación suicida". Me he entrenado para contar hasta cien, respirar con parsimonia, ser consciente del ahora, mandar todo a la verga de una forma diferente, casi inocente, más destructiva que auto-destructiva, como por ejemplo -y me vale madres si no lo entiendes-, escribir esta nota, en lo que se me ocurre una melodía, una clave, un tótem, una contraseña que me haga despertar de la pesadilla que llamamos vida, y encontrarme suspendida en un tiempo sin tiempo, en un espacio sin espacio, en un yo sin cuerpo, en un yo sin yo.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Border Lit / Literatura Fronteriza

Ya empieza el encuentro de escritores Letras en la Frontera 2015 y yo participo en dos ocasiones (abajo los flyers): el viernes en Our Lady Of the Lake University y el sábado en la biblioteca pública de San Antonio.
Este año se unen escritores de Texas, California, México D.F., Torreón, Reynosa y Nuevo Laredo. Los eventos comienzan desde el jueves con la presentación de dos antologías en la UNAM-SA y visitas a preparatorias, el viernes se presentarán libros de diferentes autores en OLLU y el sábado habrá un taller de creación literaria, seguido de la presentación de nuestro poemario Fuego del Aire.

martes, 15 de septiembre de 2015

Alurista y la poesía chicana militante

Comentario escrito para mi clase de Literatura Chicana + dos poemas de este poeta emblemático. 
"Encontré en Youtube este video de una lectura en la que Alberto Urista, a.k.a. Alurista, se presenta en una biblioteca de California. Observarlo fue más interesante que leerlo. Primero, porque de por sí la literatura chicana nace de una poesía militante escrita retóricamente para declamarse en público y conmover a las masas. Segundo, porque al menos en el caso particular de Alurista, resulta difícil separar su persona de su obra, ya que su poesía es tan lúdica y transgresora, como lo es él en cuanto a figura pública: su forma de vestir, de hablar en dos lenguas, su comportamiento al presentarse ante la audiencia, su actitud de bufón que se mofa de los academicismos y las formalidades.
       La rebelión en contra de la sociedad burguesa tan propia de la posmodernidad y del chicanismo, se refleja también en el empleo inusual que el poeta hace en contra de las normas de la literatura. Esto es más evidente en su obra escrita. En ella enfatiza lo humano y lo artístico sobre lo académico y teórico, lo espontáneo y expresivo antes que la métrica bien medida y encorsetada
      No exenta de tintes políticos, con frases como “Zapatismo en Amerindia” o “Todo para todos, nada para nosotros”, toca temas de fascismo, racismo, capitalismo, a la vez que retoma la idea del mexicano no asimilado en Estados Unidos, así como otros asuntos propios de la imaginería mexicano-americana, al hablar de personajes como cowboys, charros, indios mayas, brujas. 
     Pero, a diferencia de sus predecesores, Alurista lo hace desde una postura contemporánea. Un ejemplo es esta frase en la que habla de los hijos de La Llorona, dándole un giro a la historia popular. En lugar de haberse ahogado en el río del pueblo, se ahogan en prácticas propias de nuestra sociedad actual: “Her children devoured by the computer”. 
       Así, este poeta refresca una tradición chicana que hasta los años 70 se centró en la poesía de tinte campesino. Alurista se aleja de los guiños al corrido mexicano y a la canción popular, para inmergir en un estilo vanguardista, en el que utiliza el Spanglish e inserta el náhuatl dándole un uso no-tradicional al lenguaje. Lo mismo hace al inventar neologismos como “anglosangronía”. 
      También prueba a experimentar con el formato de los poemas (caligramas, comas representadas por espacios en blanco, etc) e incluso con el formato mismo del libro-objeto, como sucede en "Floricanto" (título venido del término in xochitl, in cuicatl, que en náhuatl significa poesía), en donde se incluye arte visual. Este poemario fue el primer libro bilingüe inglés-español que se publicó en Estados Unidos y, como cereza del pastel, se imprimió en un empastado de dimensiones irregulares y diferentes a las de cualquier libro que se encuentra comúnmente en bibliotecas y librerías.
     Tanto la actitud ante la vida que este poeta adopta, como lo estrictamente literario de su obra, decantan en un estilo automático y espontáneo, que pasa a veces por sencillo o descuidado. Pero si se le observa minuciosamente, el lector encontrará que se trata de un escritor sumamente educado, cerebral, idealista, cuya poesía incurre en una ambición por innovar, a la vez que cumple con la finalidad social de hacer al lector consciente de la lucha de identidad por la que atraviesan los mexicano-americanos. Todo lo anterior da como resultando un producto literario bien acogido por la crítica, que se ha convertido en un estandarte de la poesía chicana posterior a él."





miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cuando el hombre penetra a la mujer

Anne Sexton

Cuando el hombre
penetra a la mujer,
como oleaje que rompe en la orilla,
una y otra vez,
y la mujer abre la boca de placer
y sus dientes relucen
como el abecedario,
aparece Logos ordeñando una estrella,
y el hombre
dentro de la mujer
hace un nudo
para que nunca
vuelvan a separarse
y la mujer
trepa a una flor
y se traga el tallo
y aparece Logos
a liberar sus ríos.
Este hombre,
esta mujer
con su hambre duplicada,
trataron de atravesar
la cortina de Dios
y por un instante lo lograron,
aunque Dios
en Su perversidad
desate el nudo.

viernes, 4 de septiembre de 2015

"Conjurando Elementos" y video del poema Chica New Age decide vivir el presente

Cuatro mujeres hispano-texanas decidimos emprender un proyecto en el que cada una personificara, por medio del yo poético, uno de los cuatro elementos. Somos dos mexicanas: Rossy Evelin Lima (agua) quien vive en McAllen, y yo (aire) que vivo en San Antonio; así como la colombiana Vanessa Torres (tierra) y la puertorriqueña Miriam Maldonado (fuego), ambas radicadas en Houston. Para la presentación el pasado 20 de agosto en UNAM-USA, contamos con la participación de las pintoras mexicano-americanas Gaby Rico y Raquel Hinojosa, residentes del Valle de Texas.
Aquí uno de mis poemas que forman parte de esta colección:
Ahora trabajamos en una antología que será publicada por Mediaisla Editores e ilustrada por las pintoras mencionadas. Lo que buscamos es llamar la atención desde el feminismo, la vuelta a una humanidad elemental en contacto con la naturaleza, la inmigración, la inclusión racial, entre otras cuestiones, pues teniendo doble nacionalidad sufrimos, como muchas otras personas en nuestra situación, conflictos de identidad y choques culturales que además son problemas extendidos en todo el mundo occidental debido a la sociedad neoliberal globalizada en la que vivimos.

 
design by suckmylolly.com