miércoles, 3 de noviembre de 2010

Y Wendy darketa creció (o La Metamorfosis)

Anoche en un sueño volví a mis dieciséis años: capas y capas de ropa negra, botas y los ojos pintados a la Siouxie Sioux, pulseras de picos, rosarios, pentagramas. Una adolescente incomprendida cuyo hobbie era escuchar Doom Metal para ponerse a llorar. Una goth que en los recesos de la preparatoria se quedaba a leer Lovecraft en lugar de salir a cotorrear con el resto de los mortales (y es que, les juro, alguna vez me creí vampiro).

Anoche en mi sueño supe, que mis depresiones del pasado no eran más que berrinches de una niñez tardía. E igual como uno se duerme y se despierta de la noche a la mañana, yo desperté un día ya mutada en adulta: el drama me daba hueva, me vestía de colores, me juntaba con gente normal -a veces los mismos de siempre que, como yo, habían cambiado-, los intentos de expresión radical se atenuaron. De la persona que fui durante siete años sólo me quedó una extravagancia casi imperceptible, una sensibilidad menos torpe y ese carácter antisocial -ahora auténtico- que producen las ganas de mandar todo al carajo pues lo único que se quiere es leer un puto libro, un puto buen libro.

Anoche en mi sueño yo era una niña confundida, psicótica, triste; quería llamar la atención. Y cuando desperté... lo interesante ya no estaba ahí. Me había convertido en una mujer. Común, ñoña, aburrida, estable ...al fin en paz conmigo misma.

5 opiniones:

bieno dijo...

que darky, pero te amo muak!

Yuriko M. dijo...

Tss es muy duro cuando, de golpe, caes en cuenta de que ya eres un adulto...

Aún así siempre quedan recuerdos y esos buenos tiempos de cuando éramos chavas "y se nos hacía fácil".

Yo propongo que decretemos un día en el que podamos revivir aquellos ayeres, "disfrazándonos" y poniéndonos el ajuar darkpunkgothindustrialblackepicetc...


Ya somos muchos los que añoramos el pasado...

Marisol Vera dijo...

querida, la estabilidad, lo estático, no existe. Creo que uno puede estar más desquiciado cuando es ñoño y rutinario, porque toda la densidad está concentrada bajo la piel como un montón de vidrios rotos. Aprendemos a mamar el caos adentro de un cuerpo que cada segundo se acerca más al polvo...

Marisol Vera dijo...

querida, la estabilidad, lo estático, no existe. Creo que uno puede estar más desquiciado cuando es ñoño y rutinario, porque toda la densidad está concentrada bajo la piel como un montón de vidrios rotos. Aprendemos a mamar el caos adentro de un cuerpo que cada segundo se acerca más al polvo...

Anónimo dijo...

No te conozco, llegué a esta página buscando el libro La Metamorfosis de Franz Kafka, jajaja.

Pero leí tu pensamiento, está muy padre.

Te ves mejor de ñoña que de darky.

Saludos!

-Pablo

 
design by suckmylolly.com