martes, 16 de diciembre de 2008

Pretty persuation, adolescencia y multiculturalidad.


Acabo de ver ésta peli y para ser cine estadounidense me pareció buena. Entre la crítica lo que más se discute es el hecho de que si está bien o mal lograda la sátira, en mi opinión no es lo que importa. Me gustó porque abre una mirada hacia la actitud de la sociedad actual americana: se desarrolla en Beverly Hills, y trata temas que van desde las diferencias sociales, el racismo, la apertura sexual (o el exceso de ella), la mala educación que se les da a las nuevas generaciones, sobre todo por medio de la pornografía y los medios masivos de comunicación, etc…

Kimberly es una joven de quince años que aunque estudia en una de las mejores escuelas de Manhattan, arrastra un claro antecedente de desintegración familiar y está a cargo de un padre pervertido, racista, drogadicto y siempre ocupado. Sueña con ser actriz, para lograrlo involucra a su mejor amiga Brittany y a la nueva estudiante Randa recién llegada del medio oriente (árabe), en su plan de culpar a su profesor de dramaturgia de acosarlas sexualmente. El profesor no es tan inocente y Kimberly se encarga de bien seducirlo para que todo parezca real, también se acuesta con uno de sus compañeros judíos y con una reportera lesbiana, así logra un escándalo televisivo que le gana por fin la fama como actriz. En este proceso, la reputación de Brittany, quien pierde a su novio, y la vida de Randa, quien termina suicidándose, son sólo dos de las muchas consecuencias que las actitudes egoístas y destructivas de Kimberly tendrán.

Detrás de la historia existe una fuerte crítica a la sociedad estadounidense: “high school becomes the movie's symbol of a culture submerged in an acid bath of celebrity worship, envy, greed, material obsession and vengeful selfishness”. Y en cualquier personaje secundario se encuentra esta intención: la joven desesperada por atención, el novio que es el típico riquillo cabeza hueca, los padres de familia siempre inmersos en el trabajo, la reportera que manipula la información, el miembro del jurado que se ríe del chiste racista, las comparaciones entre lo que Randa no comprende y que para las niñas gringas de quince años es el pan de cada día –sexo anal, lesbianismo-, las consecuencias de la guerra con Irak, la pedofilia en las escuelas, las hotlines, las drogas, etc…

Creo que las críticas negativas que se ha ganado la película deben provenir de gente que no tiene conciencia de los males que nos aquejan gracias a la cultura popular de una sociedad egoísta, aguerrida y frívola; y aunque Marcos Siega puede no ser el mejor de los directores, el filme mueve a la reflexión, y es quizá el mejor acierto que puede tener el cine americano hoy en día.

7 opiniones:

Maya dijo...

Hey Kika, que bien saber de ti. Cómo estás por allá?

Bueno cuidate


y te mando un abrazo

:)

Shellwyz dijo...

Marcos Siega??? Voyyytelas!!!

Recuerdo que allá a fines de los 90´s dirigía videos de muchois grupos californianos, como Korn, The Offspring, etc.


Suave!!

un saludote!!

Payoman dijo...

...Kika...


...(K)...

Kika dijo...

Ese Che Luis iluminándonos con su sabiduría y cultura alternativa jeje


Neta no sabía que era director de bandas "de rock" noventeras je

sirako dijo...

yo quiero verla!


y ya hay versión porno, esa ya la vi.

Anónimo dijo...

A aquellos que alguna vez convirtieron la noche en lugar de existencia y que ahora son habitantes de mi melancolía...

kiki sonik dijo...

ay esa kimberly

 
design by suckmylolly.com