sábado, 27 de diciembre de 2008

Motocicleta

Querido diario de sueños...

Érase una vez un pelón, algo atractivo, que llegaba en una motocicleta. La moto tenía quién sabe qué peculiaridad. "¿Porqué no damos un paseo?", preguntó Betty, la prima, entusiasmada de probar la novedad. "Yo manejo", dijo Eva.
El pelón aceptó y comenzó a enseñarle trucos: "Arrancas aquí. La velocidad la controlas con este botón. Si jalas los manubrios, se levanta la llanta de enfrente y comienzas a andar en una sola llanta, ¿ves?". Eva aprendió rápido, aún sabiendo que era peligroso, estaba ansiosa por conducir. Se subió al asiento donde Betty y el pelón se amontonarían también, agarrado cada uno de la cintura del de enfrente.

Eva condujo a una velocidad casi irreal, el viento hasta les estiraba la cara. Probó cuán bien había aprendido a usar el aparato, hizo los trucos que le habían enseñado y cuando alcanzaron la velocidad máxima, preguntó cómo se detenía. "No sé", contestó el pelón. "¿Cómo que no sabes?", y sintió miedo. Pensó que iban a morir o que alguno de los tres terminaría muy lastimado. Luego de un rato de tensión, supo que la responsabilidad era suya, tenía que actuar, y hacerlo rápido. Descubrió que la velocidad bajaba a medida que ella se iba calmando, y así con la tranquilidad fueron deteniéndose, hasta parar sanos y salvos.

2 opiniones:

Maya dijo...

Aloo Kika, cómo estás eh? que pases felices fiestas!!!
:)

Payoman dijo...

...Pinche pelón culey...


...Te quiero Kika...

 
design by suckmylolly.com