viernes, 22 de agosto de 2008

Licántropo

Sórdido
de lunas tristes
depredador de inocencia

Me busca tu soledad
amas quién soy en tu mente
roes un hueso recuerdo
calor de una vela extinguida

Y sin embargo te quiero
te quiero de cordura a locura y de locura a la muerte
te quiero de dolor te quiero de angustia
te quiero de infelicidad por el papel que interpretas
-siempre tragedia y siempre llanto como película realista
pero tú no eres real-

Te quiero comer y escupir
odiarte el jodido cuerpo
te quiero lavar al bañarme
para detestarte suave
aborrecerte bien
sin sentir ninguna culpa
por haberte dado asilo
en mis noches
mi guarida
en cada uno
de los agujeros de mi cuerpo

3 opiniones:

Anónimo dijo...

Caos y destrucción, destrucción y caos. Cada uno platica como le va en la feria.

.Albatros ojeroso. dijo...

A un alguien anónimo no le simpatizas, a mí sí :) Beso.

Kika dijo...

Sí la neta precisamente de algo así trata el poema... de cómo uno entiende su realidad a partir de lo que uno razona y de lo que entiende uno en su mente como verdadero, aunque no lo sea.

 
design by suckmylolly.com