viernes, 24 de abril de 2009

Ay corazón, soy de Tampico...

Últimamente hay algo que me ha puesto a amar mi ciudad, aquella que mantuve sin nombre por mucho tiempo. En Chihuahua siempre me dije de Tampico, aunque Ivan me dijera lanchera, hasta un día en el que descubrí que estaba enamorada de Chiwas, entonces comencé a navegar con bandera de chihuahuense. Cuando viví en el D.F. y me preguntaban de dónde era mi acento, yo les decía que de Chihuahua, lo más lejos posible, lo más chihuahuamente posible.

Estos días he observado el Tampico que me rodea, que ya no es el de mi infancia. He observado las calles a las que salía a jugar, los árboles a los que solía treparme, las hojas del mango con las que solía hacer taquitos de lodo, de lodo tampiqueño, como los frijoles negros que acá comemos. He respirado el aire salado de playa, me ha acariciado la brisa que acá llamamos "el norte", me ha derretido el sofoque de la primavera, y aunque ni mi Tampico, ni yo, somos los mismos, aún guardamos ambos esa esencia del que se queda niño para siempre, del que ama el lugar donde creció.

4 opiniones:

Jesslin dijo...

Gracias por agregarme a tus contactos, yo haré lo mismo por acá. Y sí, ojalá nos encontremos pronto, aunque sea en otro lugar.
Felicidades por tu boda, sinceramente los mejores deseos para ti y tu pareja.
Y una pequeña aclaración por si las moscas... El poema del cumpleaños no es de mi autoría. El blog Rasguños en la piel es una recopilación de poemas que me he encontrado y que me encantan. Mi obra está en el Blog de Roentgen.
Un abrazo!

Pina dijo...

qué lindo es este post

felicidad y amor forever

mamarracha dijo...

lo volvio a descubrir...
un abrazo y un besote!!!

kiki sonik dijo...

eres una cuera

 
design by suckmylolly.com