lunes, 1 de septiembre de 2008

De novios fugitivos en bicicleta

Querido diario de sueños...

Como se ven las cosas desde un automóvil en movimiento, pasó frente a mis ojos la imagen de una plaza, un parque, en la acera derecha. Sentada en las escaleras de concreto había una muchacha vestida de novia. Tenía las manos en la cara y no pude distinguir si aquél era un gesto de aburrimiento o si lloraba.

Con curiosidad seguí observando por el retrovisor. Se erguía en medio de la calle como si ningún auto, más que el mío, pasara por ahí. El día estaba nublado y las texturas de piedra de la plaza y la calle, daban un ambiente gris que contrastaba con la blancura del vestido, un modelo que aunque le ceñía el cuerpo hasta la cintura, tenía una falda exageradamente amplia y casi redonda, como esos diseños de fantasía que sólo se ven en la Vogue.

Aquella figura de cisne miraba hacia la dirección en que yo me dirigía, como reprochándome. Levantó del suelo algún artilugio… ¿una bicicleta? Intentó subirse a ella.

Por un momento pensé que se trataba de mí misma, de una premonición o ese tipo de cosas que sólo se ven en sueños. Así que decidí dar la vuelta a la manzana para volver a pasar por ahí. Cuando estuve nuevamente frente a ella, miré que el vestido no era como el de Gwen Stefani, ni traía el cabello como lo había imaginado, así supe que no se trataba de mí, sino de alguna otra novia fuera de lugar.

Me detuve y le pregunté porqué estaba ahí. No me contestó, creo que ni siquiera me vio. De repente su cara cambió de luz, recargó la bicicleta y corrió a abrazar a un hombre vestido en smoking blanco, mismo que después le ayudaría a subirse en el aparato.

Entonces lo supe, que sí era yo, era Eva y el novio había llegado por ella, o por mí, o por ambas.

5 opiniones:

aniyu dijo...

Anda, me gustó el final.

Fátima dijo...

No puedo imaginar el día en que vea mi vestido puesto en una chica sentada en unas escaleras.

Me da miedo pensar en eso.
Supongo que tanto como te da a ti.


Sigo queriendo ver ese hermosísimo vestido que me dijiste, pero mejor no. Algun día te lo veré puesto y te tomaré tantas fotos que se me acabará el espacio de la camara.


Tenías rato sin escribir.

Payoman dijo...

...no posh shi...

himmeiden dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
himmeiden dijo...

Me gusta el gris, es uno de mis colores favoritos. Sabes tambien que me gustaria, conocer ciudad Juarez, dicen que es violenta, pero, en este tiempo que no lo es. El matrimonio es algo que me asusta, ciento que es como si te encerraran en una jaula, la verdad no me imagino casado. Ah¡, una cosa mas, escribes bonita; y la cancion de la entrada como se llama?. Te agregare en mi blog para que lo lean. Al tuyo me refiero. Me gusto.

 
design by suckmylolly.com