domingo, 17 de agosto de 2008

¿Y tú cuánto cuestas?

So... what's your price? en inglés, es un documental mexicano que hizo Olallo Rubio. Por el nombre se darán cuenta que es una voz popular y que quizá su trabajo como cineasta sea una mierda más, dirigida a consumistas adinerados. Pues puede que lo sea, pero lo mejor de esto es que critica precisamente a nuestra sociedad consumista y abre un poco los ojos al espectador sobre lo que es la visión que se tiene en México de Estados Unidos y vice versa.

Es una obra que mezcla el estilo del documental mexicano con otros estilos de documental gringo como "Sicko". Entrevista a mexicanos y a estadounidenses de todas las clases sociales, centrándose en dos de las grandes ciudades de ambos países: el D.F. y New York.

Por medio de comerciales precreados muy a la "Natural Born Killers", a la manera de spots televisivos de todas las épocas (ochenteros, de documentales escolares y de infomerciales nocturnos) trata de darle amenidad al documental, y aunque eso es lo que a mí me pareció más mal logrado (quizá porque soy un poco amargada o quizá porque alarga inútilmente la duración del documental), también se me hizo una manera entretenida de ejemplificar lo que el documental está queriendo decir.

Lo que quizá sí tenga de malo, es que en veces utiliza un lenguaje demasiado elevado, habla de conceptos de sociología, economía, filosofía, refiere datos históricos que asume el espectador ya conoce, utiliza lenguaje médico... que por mí, y sé que por ustedes, no hay ningún problema. Más bien me gustaría que fuera visto y comprendido por la mayoría del pueblo mexicano (camioneros, vendedores ambulantes, etc...), ya que es información que se nos esconde o que nos llega distorcionada a través de los medios masivos.

Este documental, aunque criticado y no de mucho presupuesto, me abrió los ojos a muchos aspectos de nuestra sociedad, me hizo despreciar a los gringos y conocer de males que yo misma padezco como ser víctima de la publicidad y del inconciente colectivo o mi vicio por drogas electrónicas como el Internet.

1 opiniones:

Fátima dijo...

Pinche cosa, nomás no me deja postear agusto.
Capaz y ahorita salen 20 posts del mismo, jaja ::)


Un día en el que no esten por dar las 2am y tenga que estar a las 7 en la escuela, me pondré a buscar el documental para verlo detalladamente.
La verdad es que yo no odio a los gringos, pero tampoco son mis personas favoritas.Después de todo lo consumista no me lo hicieron ellos, aunque si ayudan bastante.


hola Kika
::)

 
design by suckmylolly.com